Metodología de formación

Tenemos contrastado que en la formación dirigida a adultos, se obtiene una mayor eficacia y permanencia en el tiempo de lo transmitido, cuando nos replanteamos la distribución clásica de los recursos que se invierten en cada una de sus fases.
metodologia-formacion
Nuestro modelo apuesta por un incremento de la fase de Preparación, un ajuste de la fase de Impartición, invirtiendo la mayor parte de los esfuerzos y recursos en la fase de Seguimiento.
Incrementar la fase de preparación permite una máxima adaptación a las necesidades formativas de cada caso, pero para garantizarnos el éxito, el grueso del esfuerzo lo aplicamos en la fase de seguimiento. Al finalizar cada acción formativa cada participante y formador diseñan planes de acción ad hoc de manera que puedan aplicar lo aprendido a su puesto de trabajo, para después ir realizando un seguimiento conjunto del grado de cumplimiento del plan. Además abrimos una línea de comunicación para resolver cualquier cuestión o duda que pudiera presentarse durante la ejecución de dichos planes de acción.
Con ello aseguramos un aumento de la implicación de las personas, y una mayor transferencia y permanencia de todo lo aprehendido al día a día.