Experiental Learning

Los adultos se motivan por aprender cuando experimentan situaciones relacionadas con sus intereses y las perciben con utilidad inmediata, su experiencia es su recurso más valioso para su aprendizaje, esto nos ha llevado al convencimiento de que los métodos de formación basados en la experiencia, aquellos que implican a los participantes en actividades impactantes que reproducen situaciones reales de su puesto de trabajo, son los más eficaces, por ello hemos hecho una decidida apuesta por el método “Experiential Learning”.

Consiste en reproducir situaciones que se dan en la vida real a través de simulaciones y actividades en aula, al aire libre o en espacios especialmente habilitados. El proceso se desarrolla a lo largo de tres etapas:

  1. IMPACTO que la vivencia produce, es la clave de este sistema.
  2. ANÁLISIS de lo sucedido de forma conjunta entre los participantes y los facilitadores que conducen la actividad.
  3. TRANSFERENCIA de lo aprendido al trabajo diario, a través de proyectos concretos y acciones de seguimiento .

Este tipo de metodología es aplicada en la mayoría de nuestros programas formativos. Pero gracias a su versatilidad y a la permanencia de sus resultados en el tiempo, ofrece interesantes posibilidades para la realización de programas exclusivos en los que el objetivo es menos formativo y va más encaminado a: motivar, tomar conciencia, generar clima, hacer sentir, desarrollar actitudes o espacios para transmitir ideas, valores, opiniones o casi cualquier concepto.

Además ofrece la posibilidad de impartirse a grandes grupos lo que supone un importante ahorro de recursos.