Consultoría de proceso

La Consultoría de Proceso es una metodología sencilla, contrastada y suficientemente flexible para adaptarse a cada caso y situación. Consiste en facilitar las herramientas que mejor ayuden al cliente a percibir, analizar, entender y a tomar medidas, ante situaciones no deseadas o susceptibles de mejora.

Al diagnosticar problemas y soluciones consultores y cliente de forma conjunta, se consigue que éste último adquiere una pericia que, no solo le ayuda a solucionar el problema concreto, sino que además incrementa su competencia. De este modo se capacita para que en el futuro pueda actuar con total independencia sin necesidad de ayuda externa.

Consultores y directivos formamos un Equipo de Proyecto con roles bien definidos:

  • Rol de los directivos/cliente: aportar su conocimiento y experiencia de los procesos de la empresa, de su organización y de su cultura.
  • Rol del consultor/facilitador: formar, animar, capacitar y coordinar el Equipo de Proyecto (directivos y mandos de la empresa). Asegurar la consecución de los objetivos del proyecto en el plazo asignado.