Procesos de negocio

Entendemos la Gestión como un proceso que consiste en llevar a cabo los pasos adecuados para la consecución de los objetivos previamente planteados. Para que algo se pueda gestionar, se tienen que dar tres condiciones necesarias: identificación, medición y control. Si podemos concretar cada una de estas fases, entonces la buena gestión es posible.